lunes, 14 de diciembre de 2009

Días cotidianos

Demasiados días de laburo tan cotidianos me crean cansancio y gasto de tiempo y estado emocional que me aleja de mi senda.
.
Las poblaciones aglomeradas y hacinadas en los cerros llamados asentamientos humanos es el espectáculo de cada día... los olores fétidos, los perros que ladran una y otra vez con la intención de masticar a un desconocido.
.
Labor social entre tanta miseria humana cargada de tuberculosis multidrogo resistente es la estampa de lunes a viernes de 8 am a pasada las 5 pm. con mochila al hombro y datos que recopilar y acciones que tomar para que pulmones ajenos sequen sus heridas y puedan dar evidencia de que pueden seguir existiendo junto a sus familias que se alejan empapados de ignorancia y asco o simplemente marginación que duele y mata.
.
La acción es la satisfacción que regocija mi corazón y el de mis iguales que deambulan entre calles y sus muchedumbres, lejano de conciencias remotas. solo basta saber que alguno(a) fue dado de alta.
.
Estas curado.
.
Bienvenido a la vida!
.
Existe... Tienes derecho... Como todo ser sobre esta tierra que agoniza.
.
Autor: Raúl Silverio Carbajal
© Copyright - All rights reserved 2009

¿Te gustan las pieles de animales en tu vestido?

¿Te gustan las pieles de animales en tu vestido?
.
Se ve elegante... cierto
.
Es suave y delicada...
.
Brinda glamour y dizque eso que le dicen clase.
.
Pero, no se los robes a sus legítimos dueños.
.
Aquellos malditos hijos de puta que comercializan las pieles de animales, crean un mundo de homicidio masivo y clandestino por causa de nefastas señoronas que buscan glamour sobre sus cuerpos de rameras ocultas y sofisticadas, al lado de sus maridos que les brindan el gusto con ese metal y papel comercial llamado dinero.
.
Dale clic o copia y pega sobre la barra de direcciones de tu explorador a la dirección líneas mas abajo, y ve si puedes soportar ver completo el video sobre el homicidio ocasionado por el ser racional-inteligente, en contra de los verdaderos dueños de este planeta como son nuestros hermanos los animales.

Fuente: web

Autor: Raúl Silverio Carbajal

América del Sur / Perú

Fémina de fantasía

Es noche de un inicio de semana. 10:30 PM

Sobre un mantel amarillo de borde verde, absorbo café caliente, mientras escucho la musicalidad de Brumalia-Respirandote; y entonces... viene un espacio de ideas cuyo contenido son imágenes estáticas de una fémina diurna en oficinas y de lunas en salones que conozco... fémina de fantasía... fémina de un lunar, un piercing y una cruz... en caminatas sobre jardines frente a templos de concreto que guardan artilugios opuestos.
.
En los cuadros de sus pasos, se exhibe su piel pequeña y blanca, como en las fotografías en línea... entre sombras de algodón y sus encajes.
.
Su nocturno... despliega ondas sobre sus hombros que satisface mi impulso primario que sentencia el dominio carmesí... y sus mallas que se enlazan desde su vientre hacia sus muslos... me llevan a posarla sobre rosas... luego... serán los fluidos... tibios... hermosos... inevitables.



Autor: Raúl Silverio Carbajal
© Copyright - All rights reserved 2009

Foto: Cinthya Baiz Carlos

Alas de azufre

Arrancaré el aroma de tus labios... como los antiguos... en un campo desolado donde orea sangres de batallas que nadie recuerda... tan solo las sombras de los inertes suicidas ven con sus ojos sin pupilas, tan inasibles como el viento.
.
Inútil desplegaras tus alas de azufre... Ya eres mía.

Autor: Raúl Silverio Carbajal
© Copyright - All rights reserved 2009

Para una dama

Solo un poco de oscuridad para tu silueta... y dormirás en mis danzas.

Eterna... hermosa despojada de tu linaje suicida.

Tus labios y fluidos... sabrán del carmesí triunfante y alevoso y será el engendrar, tendida y blanca sobre tules de madrugadas.

Los ojos de los cuervos avizoran las entrañas y el festín es próximo.
.
© Raúl Silverio Carbajal - Todos los Derechos Reservados
Lima - Perú

Ojos


Cada noche... en altas horas del gris... cae el cansancio en los párpados que se niegan a cerrarse, se niegan a caer.
.
Las articulaciones sucumben por el peso de la materia... aún en el insomnio... aún en el ritmo desenfrenado de empatías y locuras a solas entre un edredón y una colcha que avista el único ojo rojo del ruido.
.
Tengo sueño... pero mis ojos no duermen.
.
Estoy cansado, pero la materia sigue en pie... la idea no descansa.
.
Tengo sueño... y mis ojos buscan el iris de los tuyos.
.
Tengo sueño...
.
...Pero mis ojos.
.
...No duermen. 
© Raúl Silverio Carbajal - Todos los Derechos Reservados
Lima - Perú

Desde el Oscuro de mis Pupilas























En el insomnio de los sueños... Se detiene el tiempo... y tus ojos... Y tus dudas?

Tu aire de diosa terráquea se dibuja en el delineo de mis tactos en noches de salones que conoces, luego de lo articulado que invoca tu fe.

El fluido salado se adhiere en mis labios y se oye tu agonía de libido que muere en mis oídos, enterneciendo a las aves de la noche en sus aires ocultos.
 
La tibieza de tus texturas suaves, capturan el escalofrío de las almas que observan tras los espejos, una copula hermosa cuando entonces triunfa el frenesí de tus caprichos.
 
Queda tu gracia en mi conciencia, en el oscuro de mis pupilas, y en los dibujos de tactos que buscan esas líneas curvas y el confuso de tu hermosa matriz.
 
La estirpe se engendra y pronto sobre la faz luce diferente, con tu semblante como ágape y mi cobijo de océanos de brumas y vientos de relieves.
 
Tu gracia: - Mi hermosa "Nefaría"

 Autor: Raúl Silverio Carbajal
© Derechos Reservados

foto: google

Reloj

Hoy, martes veintidós de abril del dos mil ocho (y todavía no se acaba el mundo, aun cuando los testigos de Jehová pronostican fechas para el fin del globo terráqueo), desperté a las seis y veinte de la mañana. Anoche se me olvidó activar la alarma de mi viejo reloj.

Fue mi vieja quien me pasó la voz. Salí a prisa de mi cama, tuve que lidiar con el escaso tiempo para llegar a la oficina. un duchazo fugaz, un desayuno al estilo fuerza aérea, correr tres cuadras hasta la avenida... y, a duras penas alcanzar el segundo bus de turno para luego aguardar la paciencia de tortura del transporte urbano, y solo atiné a la indiferencia cuando estuve en el cruce de las avenidas habich con la panamericana norte, pues allí están construyendo un bypas... El lugar es un caos, aun con policías guiando el tránsito pesado, mediano y ligero y demasiado ligero (los transeúntes).
.
Ni que decir del centro de Lima, en la avenida Garcilazo de la Vega (antes Wilson) el tránsito es relento, lo mismo en Arenales y Javier Prado. Al bajar del bus otra vez a correr... casi me choco con un poste.
.
Llegué a mi centro de laburo a las ocho y trece minutos (bonito número, me recuerda a una de las nalgas de susy díaz, fue ese número trece pintado en una de sus nalgas que la llevó al congreso de la república... plop) es un hecho que estaré sujeto a un descuento, ojalé no sea mucho, en fin... ya no olvidaré de activar la alarma de mi viejo reloj. - Eso espero.


Autor: Raú Silverio Carbajal

América del Sur / Perú

jueves, 3 de diciembre de 2009

A Liliana Maturano

Mes de abril, domingo por la noche. Antes de completar un informe de laburo, chequeo un video en la TV, y mientras hacía mis notas, aprecio imágenes y sonidos de una época de mocedad que explora con argumentos de ideales en el plano de los sueños adosados a rosas y a un beso... y un parque y su pórtico de escuela... y un hola... y un adiós... y una lágrima... y un constante reencuentro en el pensamiento.

Lejos está... Salvo, en la ingrata memoria, y entre tormentas.

Autor: Raúl Silverio Carbajal

América del Sur / Perú

Flagelo Clériga

Flagelo Clériga es una banda que nace en diciembre del 2000. Sus presentaciones en la escena under se dan a mediados de noviembre del 2001.

Flagelo Clériga resulta una expresión de arte basada en conceptos oscuros que deambulan entre ángeles (En las capillas) y demonios (Espúreo). La sapiencia del gothic y el post punk es el resultado actual de los flagelo.
Sus líricas muestran el desolado e introspectivo espíritu del ser racional, lo cual muestra a una banda interesante y de esas que el tiempo sabrá guardar en su antología como la elaboración de lo inteligente.

La influencia de los Flagelo Clériga empieza en los años 90`s cuando parte de sus integrantes forman la banda Perú No Existe (de estilo post punk).
En particular la banda tiene concerts esporádicos y con un engranaje salido de esquema en sus presentaciones en los recovecos de la caótica ciudad de Lima; o asistencia de los integrantes en otros conciertos, pero que deja ese gusto del alcohol como si estuviéramos en los años 50`s (tendrían que saber en persona de ellos).
En el 2003 editan una primera producción discográfica independiente. Un EP Demo Epónimo, y no se sabe de una fecha para un lanzamiento del disco oficial.
Mientras tanto, el demo suena una y otra vez en las estancias de lugares insospechados junto a sus seguidores.
Por allí nos vemos Flagelos... En el destino.

Sus integrantes son:
Guitarra: Rubén Ruíz / Bajo: Ian Salinas / Batería: Mijail Palacios / Voz: Abel Castro / Teclado: José Gutiérrez.

Dirección + Rock

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Azul

I

Azul.

Silueta de mujer.
II

Frutas en rodajas y sus aromas.

Líquido dulce de lácteo color rosa.

Germen de trigo crujiente y fresco.

Escaso maquillaje y, el ágape de tu grácil voz... sobre un melamine que equilibra rodeado de naranjas estáticas.

III

La dualidad, explora frente a la escasa urbe de conciencias nocturnas en una conversa casual, mientras el gusto sabe a dermis y galletitas perfumadas.

La reducción de tiempo, amengua la ocasión hacia lo onírico; en fin...

...Luego, unos pasos sobre la acera, una llamada telefónica, unos pasos más, y veo alejarte con tus prendas de color azul.



Autor: Raúl Silverio Carbajal

América del Sur / Perú

martes, 24 de noviembre de 2009

Podrido

Primeros días de enero del presente (2008).

Estoy cansado y luzco cenil, se que es momentáneo, pero, allí voy en mis vías cotidianas.

Puedo resumirlo de la siguiente manera:


Stress 90 %.

Agotamiento 85 %.

Enojo 70 %.

Ideas claras 20 %.

Sofocamiento debido al calor del clima 98 %.

Destino de los pasos 15 %.

Destino de la vista hacia estímulos animal 99 %.


- Definitivamente estoy podrido.




Autor: Raúl Silverio Carbajal
América del Sur / Perú

Imbécil

Entre el bullicio de conversas duales, bailes y bufete; puse en evidencia para tus ojos, un botón de imágenes.

Una dirección de destino.

Una llave.

El ego del hacedor.

...Luego de dos semanas obtuve una respuesta inútil.

- No tengo tiempo para saber.

Conclusión: - Que imbécil eres.


Autor: Raúl Silverio Carbajal
América de Sur / Perú

Feliz Navidad

Eh aquí una frase, seguida de una acción que duró unos segundos el día miércoles 26 de diciembre del 2007 a las 6:10 PM / Lima Perú.

- Feliz Navidad.

Luego... un ligero movimiento curvilíneo

Un abrazo al ras de las telas.

Un beso en la mejilla.

Aroma a naftalina.

Algarabía individual y compartida para un océano de silencio.

- - - - - - Conclusión:

Un saludo de compromiso por la situación.

Como una moneda en un tarro vacío que exhibe un mendigo que nadie conoce.

Bah!

Autor: Raúl Silverio Carbajal
América del Sur / Perú


jueves, 29 de octubre de 2009

Boceto diurno

Atractiva dama que viste los atuendos de las noches para exhibirlas en pupilas diurnas.

Un canto de letanías, aguarda en los cobijos de las conciencias cercanas cuando se vuelve adrede, en la singular sonrisa coqueta y en la libido de sus pasos en tacos altos de charol color negro, que casuales a disimulos, dibujan espacios inasibles a lo largo de las cuadrículas en el salón de los aprendices.


Autor: Raúl Silverio Carbajal
América del Sur / Perú

lunes, 5 de octubre de 2009

Cometas

En los vientos de agosto y septiembre, en los recovecos de mi ciudad: Lima (nombrada la ciudad jardín y también la ciudad de los reyes) hace años solía verse en las distancias, el vuelo de las cometas hechas con carrizo y bolsas plásticas de colores, estas cometas artesanales, solían volar en muchedumbre de competencia en los barrios marginales llamados asentamientos humanos y pueblos jóvenes. Los autores de tales artificios eran los niños y adolescentes que encontraban el esparcimiento en tales artefactos de argucias de sonrisas y rencillas en sus vuelos.
.
Los deslices de aventuras de las cometas, solían contornearse en los vientos una y otra vez, para luego, soltar uno o dos paracaídas con soldaditos de plástico desde gran altura, provocando, que un grupo de infantes vayan corriendo a donde cayera el improvisado paracaidista. Obtener el juguete era toda una hazaña de competencia el cual permitía contar con la admiración de ganador. Sin lugar a dudas... un tiempo tan pulcro como las sonrisas y la tierra impregnada en las ropas producto del juego infantil.
.
En el presente, un día cualquiera de vientos de cometas, estos artefactos de creación de sonrisas, ya no vuelan con sus endebles carrizos y sus bolsas multicolores... Hoy, lucen ausentes en los cielos plomizos de Lima, tan solo se puede ver el inaceptable smog que captura más del mismo para entorpecer los cielos que antaño fueron azul.
.
¿Donde están quienes deberían crear estos hermosos artefactos? La respuesta es simple: Están mutilándose y enclaustrando sus ideas en las cabinas de internet, logrando acumulación de horas en video juegos homicidas y clonando sus espíritus con pornografía y engordando con comida basura... No es otra cosa que el facilismo de lo inmediato del tiempo actual y futurista cargado de tecnología cuyos responsables de administrar tales eventos, les importa un reverendo carajo al crear un mercantilismo mediocre carente del progreso natural.
.
El otro día, mientras realizaba mi faena de laburo, al transitar por un barrio marginal cuyo frontis son las pendientes del hediondo río Rímac, pude ver tres cometas maltrechas que luchaban por elevarse en los contaminados vientos de Lima... Cada una hacia su mejor esfuerzo, logrando elevarse al sortear los cables cual telarañas se interponían en su camino; los autores de tal gracia eran tres infantes que corrían junto a sus perros chuscos y flacos que ladraban tan afanosos como un canto de triunfo... Entonces... sonreí. Y mencioné una oración muda que comparto con ustedes:
.
- Que hermoso... No todo está perdido... Veo la esperanza.


Autor: Raúl Silverio Carbajal

América del Sur / Perú

jueves, 17 de septiembre de 2009

A Sarah


Te veo tocar el piano, y, veo el intercambio fugaz de tus dedos entre las teclas que congenian con interrogantes que guardo en sus sonidos tan placenteros.


El lirismo de tu voz y el despliege del carmín, se desdoblan en coros de luces soprano y diapazón de tacones púrpuras que ocultan los tules de azul y las sombras de momentos espontáneos como los aplausos hacia tu arte.


En un lapsus ...veo el verde de tus ojos y una luz blanca ciñe tu rostro de loza, como a tus espacios tan blancos que danzan cuando suenan los parámetros en el aire que abrazan tu ego en el vaiven infantil de los deseos.


- Hermosa. Sarah Brightman.

© Raúl Silverio Carbajal - Todos los Derechos Reservados
Lima - Perú

*

lunes, 14 de septiembre de 2009

Día Especial

El día diecinueve del décimo mes, amaneció como un día especial, pues así estaba indicado en el destino con sus circunstancias para tal evento. Lo curioso es que toda mi vida e obviado tales fechas, aunque en el fondo de mi formación siempre e deseado esos días de eventos con sus sonrisas que por motivos diferentes nunca pudieron ser.
En fin, el día diecinueve del décimo mes, cuando recién eran los primeros minutos y mi ojos se cerraban por el cansancio, escribí y guardé un mensaje en el móvil que luego envié cuando el sol clareaba la mañana, para después, esperar una respuesta grata y amable, con esa convicción de sueños que se encuentran cuando no se buscan... En esa hermosa inherencia que saben las almas.
Estuve todo el día ensimismado en esa ficción tan pulcra que no pudo ser por quien sabe que motivo real, aunque lo intuyo; mientras el sol quemaba en el arenal y el viento arrastraba partículas de tierra que me entorpecían la visión.
El móvil nunca sonó el bip como mensaje de respuesta, ese día especial se diluyó con el pasar de las horas. La situación fortuita fue el inasible respiro de sueños, quedando tan solo retazos de telas y felpas con formas curiosas de esas que enternecen con sus ojos de vidrio.
Ahora, otra vez sé de espacios y vacíos de los futuros días del destino en calles cualquiera.
Autor: Raúl Silverio Carbajal
América del Sur / Perú

sábado, 29 de agosto de 2009

Decibeles

Buen día amigo lector.

Verán, les diré que este humilde servidor, es un individuo susceptible a los constantes cambios del entorno cotidiano, de esos que convulsionan a las masas, pues, la acumulación de decibeles en las llamadas "horas puntas" me resultan tan inmisericordes e implacables en mi urbe - Lima. Urbe caótica e impresentable para ajenos a su idiosincrasia mutante y pueblerina.

En esta urbe, en sus aceras de sombras múltiples pulula gratis la condimentada desfachatez de pasos y griteríos agudos y roncos que golpean a mis oídos que no toleran la agresión de improperios que aturden mi misión. Los tumultos y barricadas móviles en centímetros cuadrados expelen sudores indecorosos con propuestas descaradas que no me interesan... solo obstaculizan mi rumbo.

Recuerdo que hace dieciocho años, en alguna avenida ancha se podía transitar con facilidad, entonces caminaba con los espejos de mis pensamientos que respondían a mis preguntas y toma de decisiones. No había tumultos que obstruyeran mi andar. Toda la vía era para mi y para quienes querían transitarla y deambular en ella una y otra vez... lográndo los sentidos esa claridad como un lenguaje pulcro e infalible carente de contaminación, además, se podía respirar a lo natural, toser y estornudar y ver las disímiles partículas de saliva extraviarse en el viento invisible de cualquier hora.

Hoy en día, en vías cualquiera, en las esquinas, en donde el semáforo hace de testigo mudo activo, allí, se agolpan los ruidos de voces que explosionan como tambores sin tono. Los ruidos de miles de motores destartalados de los transportes urbanos-homicidas llamados "combis", ladran arrojando smog infinitas veces, atropellándose y cruzándose unas a otras y engendrando el caos frente a letreros que prohíben el estacionamiento, y, es cuando los desquiciados al volante hacen sonar el alarido del indolente claxon que martilla en tropel durante segundos, minutos, horas, semanas, meses, años... a los transeúntes heridos ya despojados de su naturalidad.

Tal situación de ruido extremo me saca de mis casillas, y la medicina a aplicar es la agria indiferencia, que de no administrármela seria un orate en estado terminal.

Autor: Raúl Silverio Carbajal

Sud América / Perú

jueves, 27 de agosto de 2009

Musa

Ella...

Sabe que la miran
Sabe que los vientos se dirigen a su faz.
Sabe que innumerables sueños de insomnio de gatos con anteojos, pululan
en sus contornos de azúcar.

Ella...

Sabe que luce tras una vidriera entre horarios de rutinas, cuando pasea en tacones negros frente a un ordenador y un acrílico rectangular de color blanco veteado.

Ella...

Desconoce, que virtual y mediana, merodéale signos que no sabría entender… entre colores y diafragmas tan acuosos como neblina de inviernos.

Ella...

Desconoce de aquello visible que no consigue atravesar sus prendas de algodón pigmentado en su postura de dama.

Ella...

Desconoce de sombras angulosas… mientras su aura de océano estático, sabe de inciensos de los cuales guarda… cuando los hilos duermen en sus días.

- Esta es su gracia: Lady Ramos

- Tan blanca como su par de antaño.

Autor: Raúl Silverio Carbajal
Sud América / Perú

Deslices

I

Posar y tomar pulsaciones

Absorber aromas

Deambular sobre delgadas texturas

Ejercer sutiles articulaciones de "cartílagos" de colágeno.

Abandono de tensiones cuando se explora en semicírculos que se hunden mientras se capturan puntos color rosas que saben a secretos... y el cobijo entre hilos diurnos que invita a desglosar telas y sus sinónimos.

II

En los cubículos que simulan el ocultarse con sus ventanas altas y cortinas rojas que entrevé... Se logran deslices en líneas de tactos mancomunados similares a los que nadie sabe.

Autor: Raúl Silverio Carbajal
Sud América / Perú

Venciendo la TB - MDR

Venciendo la TB-MDR: 20 Testimonios de Expacientes con Tuberculosis Multidrogorresistente [Conquering MDR-TB: Stories of 20 former Multi-Drug Resistant Tuberculosis Patients]
First edition.
Peru, 2006.
Editors: Emma Rubin de Celis. Rocío Sapag
Authors: Rocío Valverde and SES Team of Nurses.
Published by Socios En Salud Sucursal Perú
16.0 x 21.0 cms - 178 pages (contains full color photos)
Price Outside Perú – US$ 15 (+ delivery charge)

This book describes the lives before, during and after treatment of 20 MDR TB patients who received support and accompaniment from Socios En Salud. The stories illustrate diverse emotions and experiences that, although they carry the indelible mark of the individuals telling them, also describe Peru"s unique culture as well as its social and economic situation—including the poverty and inequity found there. Although the stories show suffering, they also teach us creative strategies that enable us to go forward and prevent adversity from conquering us. The book is directed not only at health professionals and social scientists, but also at anyone interested in gaining a deeper understanding of the illness and its determinants from a human, rather than biomedical perspective.

Version ingles / spanish

info : www.pih.org

000000000

Venciendo la TB-MDR: 20 Testimonios de Expacientes estafa la Tuberculosis Multidrogorresistente [Conquistando MDR-TB: Las historias de 20 antigua Multimedicina(Multidroga) Pacientes de Tuberculosis Resistentes] Primera edición. Perú, 2006.

Redactores: Emma Rubin de Celis. Rocío Sapag Autores: Rocío Valverde y Equipo de S de Enfermeras.

Publicado por Socios En Salud Sucursal Perú 16.0 21.0 cm. x - 178 páginas (contienen fotos a color llenas) el Precio Fuera Perú - US$ 15 (+ el precio (la carga) de entrega)

Este libro describe las vidas antes, durante y después del tratamiento de 20 MDR TB los pacientes que recibieron el apoyo y el acompañamiento de Socios En Salud. Las historias ilustran emociones diversas y experiencias que, aunque ellos llevan la señal indeleble de los individuos que los dicen, también describen la cultura única de Perú así como su inclusión de situación social y económica la pobreza y la injusticia encontrada allí. Aunque el sufrimiento de espectáculo de historias, ellos también nos enseñen las estrategias creativas que nos permiten ir adelante e impedir a la adversidad conquistarnos. El libro es dirigido no sólo en profesionales de salud y científicos sociales, pero también en alguien interesado en la ganancia (el adelantamiento) de un entendimiento más profundo de la enfermedad y sus determinantes de un humano, más bien que la perspectiva biomédica.

Version ingles / spanish

info : www.pih.org


Niños del Altiplano

Pies descalzos
Pulmones sin abrigo
Lágrimas de nieve
Manos vacías de un pan.

Siete frazadas agujereadas y entumecidas
cobijan a los frágiles cuerpecitos
de conciencias inocentes que tiritan
en los pertrechos del bohío.

Sed...
de agua caliente para luego sentir el ajetreo
del quimo en los espacios vacíos de la cujiente bolsa
que llaman estómago mientras,
recitan una oración con lápices partidos.

Cielo de frío
Dios de nieve
Prójimos bajo cero.

A lo lejos...
se enciende una luz de esperanza
y una crónica sonrisa.
___________________

La presente narrativa va en comunión por mis hermanos que padecen de hambre y frío en pobreza extrema y fallecen a - 10 ºC en las alturas del altiplano de los departamentos de puno y huancavelica (Perú).


Autor: Raúl Silverio Carbajal
Sud América / Perú

Imagen Difusa

Algún día parirá

Expulsará a un nuevo ser de su vientre,

y sus ayes serán la grietan del mundo

y de las conciencias imposibilitadas

de amar en ojos extraños.

Será capturada cientos de veces y más...

con golpes termales que desvanecerán a esos parámetros

que gravitan invisibles en el mundo de los sueños

que ignora cruelmente.

Y en sus días con sus noches y madrugadas.

Su piel adormecida entre edredones,

será calada por vientos de distancias

que aglomera con olvidos tácitos.

Y serán los síndromes de bullicios

entre desayunos de café caliente que nuble

cada partícula de espacio reincidente

por causa inútil a modo de prédica en este escrito

que quizá luzca en una bolsa para basura

en los días cotidianos de mañana.

Mi memoria aún conserva una imagen de alfil.

...Imagen que se hace difusa.


Autor: Raúl Silverio Carbajal
Sud América / Perú

Alfil

Que bonita es.

Que bonita es.

Luce como una gacela saltarina que no puede estar quieta en un solo lugar.
Sus ojos color caramelo, lo observan todo y a la vez nada.

Sus ademanes, aducen a los semicírculos que delinea en los espacios de un escaparate en el regazo de la invención que no sabe.

Sus cabellos adornados con diez diminutas trenzas, o su a veces bincha de hebras tornasoladas, hacen de ágape infantil de su maquiavélico devaneo frente al espejo de sus pasos.

La sonrisa zigzagueante, es el ritual de las danzas de las cópulas tempranas, mucho antes del estío.

Los atuendos ceñidos a la delgadez de su cuerpo, funciona en términos de física con la ley de los líquidos (dulce liquido); liquido de dioses para algún mortal imbécil. - Que ironía tan cruel!

Su piel blanquecina con diminutos puntos, se asemeja a bizcochuelos que adornaban al desierto en tiempos de los antiguos.

El lirismo de su voz de cartulina, escapa pronto del vil oído que estimulamos a evocar con alcohol en noches de felonías.

Y sobre el tablero de asfalto y aceras cotidianas, su espigada figura de alfil, busca el reflejo en vidrios casuales que enmarcan su ego aprendiz.
Con apenas diecinueve veces doce meses de luz que congenia su gracia que responde a Cecilia.
Autor: Raúl Silverio Carbajal
Sud América / Perú


A la muñeca solitaria sucia sobre un polvoriento almacen

La màs bella de entre

Todos los juguetes.

La abandonada.

La que nadie a visto.

La que sonríe,

Cuando yo la miro.

Autor: Martin Melancox

América del Sur / Perú